13.4.10

La plaga

De un día para el otro, ¡Paf!
mi casa está infectada.
Los primeros en entrar
fueron los mosquitos,
después vinieron los grillos y las arañas,
finalmente las liebres.
Ahora hay un sinfín de alimañas
desfilando por ahí.
Sospecho que es mi culpa:
los primeros invasores –creo yo–
los traje aquella tarde del
mercado de las
pulgas.

(...)

1 comentario: