15.10.09

¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos.

(dónde habrá quedado todo eso...)

3 comentarios: