23.6.09

[Nota al margen, sin fecha.
Se estima Febrero de 2009]

Sería tan notorio que llegado el día todos renunciáramos al unísono. Imaginen la música que se escucharía en las calles...



4 comentarios:

  1. No siempre puedo decir algo cuando te leo.

    ResponderEliminar
  2. La música produciría pánico, eso seguro.

    ResponderEliminar
  3. Y el pánico libertad.
    Es la renuncia o la vida cegada.

    ResponderEliminar
  4. Mire, doña Soledad, póngase un poco a pensar
    qué es lo que quieren decir
    con eso de la libertad.

    (La carne y la sangre son
    de propiedad del patrón)

    Por la renuncia, gurí.
    Salud¡!

    ResponderEliminar