26.5.09

Cae una gota de agua, grande, gorda, haciendo un agujero en la tierra
y dejando una plasta como la de un salivazo.
Cae sola. (...) No llueve.

Juan Rulfo



Alto en el monte
truena un fusil
¿No oyes ladrar los perros?

Son los ranchos que arden
temerosos de las nubes.

Que no hay tierra,
sobre ésta, tu Tierra,
Que haya sentido el calor
de la tormenta.

2 comentarios:

  1. De todas las borracheras, la de Rulfo es una de las que quedan ahí, por sobre todo. Será por lo seco y lo infinito y por el llano. Al menos para mí.

    ¿Qué es eso de la antropología?

    ResponderEliminar
  2. es la sbornia de lunes por la mañana sentado en la oficina... ¿Quién no sintió nunca la boca así de seca?

    ResponderEliminar