9.5.09

«El punto de partida de su periplo fue el Hotel Panamericano, en plena calle Carlos Pellegrini. De ahí hasta Benavídes, se cree que se metió en una boca del subte y apareció en Retiro, “porque le gustan los trenes”.»


No hay comentarios.:

Publicar un comentario