31.5.09

Ella está sumergida en su ventana contemplando las brasas del anochecer, posible todavía.

- O. O.

30.5.09

«
que no es nada la mañana
con vos o sin vos:

lo mismo las olas
barren mi costa
de noches y sombra.
»
No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que
vuelves.

J. F. C.



Levantándose de la silla, con las manos apretadas a un costado y los ojos todavía húmedos, ella se echó a reír. —Perdonáme, es que yo no sé irme, nunca supe—, dijo y fue como quien tira una piedra al agua y espera verla hundirse. Sentía lo rojo de las uñas clavarse en sus palmas pálidas de mujer y la respiración entrecortada que le llegaba mas allá de las fronteras de la mesa.

—No importa—, respondio él entre dos pitadas amargas, y en el momento le pareció que suspiraba. Arrimándose al beso, en el calor árido de sus labios, ella lo creyó desfallecer. Lo vio perderse en el humo claroscuro de sus brazos blandos y fundirse, dejarlo todo. «Decime que ya no te amo, mi amor. Decime. Todo sería tan fácil». Ambos callaban. Y afuera llovía a cántaros.

epistolario
"La vérité est instituée dans une structure de fiction."

J. Lacan.
Écrits.
Le Seuil, Paris, 1966.


Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:


mambo

1. m. Baile cubano que combina elementos del jazz y ritmos e instrumentos afrocubanos;
también música con que se baila.
2. amer. Mareo o atontamiento:
tras el "golpe" sintió un mambo. / ¡Qué mambo, loco!

28.5.09

«Dije que las montañas parecían elefantes blancos.»
discromatopsia
Son las diez de la noche y acá todavía es de día.
for once,
just enjoy the ride

27.5.09

juega la niña
a olvidar las mañanas
mudas de amor
«la tristeza de los cítricos»
junto al bosque
andan los árboles, su
largo camino
Rue Durantin
«el tema es que el tuyo es un problema financiero, no económico

(Entiendo. Ahora me quedo más tranquilo.)

26.5.09


(Ahí viene él. Desde el balcón, lo ven caminando entre la arboleda del jardín modesto. No tiene una guitarra a cuestas, pero está empapado y de tanto en tanto hace sonar una harmónica entre los labios húmedos)


Maia

— A mi me gusta esta humedad… La humedad y la gente húmeda. Y allá a lo lejos parece que el cielo se fuera a caer, ¿Ves? Casi que lo puedo escuchar a Leonard Cohen entre los árboles cantando una de esas baladas qué él canta. Para los árboles o algo así, diría. Esa voz gruesa y la guitarra a cuestas… Las canciones más tristes del mundo. Es la intensidad pura, tan lleno de esa melancolía espesa… A mi me gusta esta humedad… La humedad y la gente húmeda.

Cae una gota de agua, grande, gorda, haciendo un agujero en la tierra
y dejando una plasta como la de un salivazo.
Cae sola. (...) No llueve.

Juan Rulfo



Alto en el monte
truena un fusil
¿No oyes ladrar los perros?

Son los ranchos que arden
temerosos de las nubes.

Que no hay tierra,
sobre ésta, tu Tierra,
Que haya sentido el calor
de la tormenta.
"Lo que es tan fascinante sobre las orquídeas es que cada una de estas flores guarda una relación específica con el insecto que la poliniza. Hay una cierta orquídea que se ve exactamente como cierto tipo de insecto, y de esta forma, el insecto es llevado hacia esta flor y no a otra.
La flor es su doble, su alma gemela, y el insecto no quiere nada en el mundo, más que hacerle el amor. La penetra y se va, vuela y poliniza a otra alma gemela, vuelve a hacerle el amor. Y ni el insecto ni la flor van a entender nunca el significado único de su acto. ¿Cómo podrían ellos saber que gracias a su minúscula danza el mundo gira? Pero lo hace. Simplemente por el hecho de hacer aquello para lo que fueron diseñados, algo grande y magnífico sucede."

John Laroche


[Pyrola rotundifolia]
«la trinchera cultural»

25.5.09

Para gabiraola, una neófita en esta "blogosfera" .

James Ballard que una vez dijo: "Un desquiciado dispara al azar en un supermercado y después se suicida. ¿Qué hacemos? Limpiamos la sangre de los muertos y seguimos comprando". No es una mala frase.


(gracias conejo por la punta)
Y dijoYahveh en las alturas: "Wikipedia sembrará la discordia y cosechará su fruto"
Un lunes de fin de semana virtuoso:

porque a veces en medio de una frase uno hasta se olvida de su egomanía.


Joe Pass y la bestia danesa Pedersen

(y casi que se lo escucha de fondo a Parker, descostillandose de risa frente a la TV encendida)

24.5.09


Ahora te has ido.
Ahora, voy al encuentro de tu cuerpo.

23.5.09

Y porque cada cien o dosceintas líenas de versos tiene cosas así,
otra de Benedetti:


«(...)
hay que aprender a sentir vértigo
como si fuese sed o hambre (...)»



(o será que después de todo me pintó el morbo colectivo a la distancia. . .)

21.5.09





sobre los prados verdes
de tus ojos,
mis labios duermen
en paz.
Ya no soy más un hombre;
soy el mar.

mis dedos se abren y te inventan

desde aquel otro lado
que no es nuestro lado
― (sobre una servilleta manchada de café). Hay que ser la naturaleza: darle muerte a lo superfluo.
Pulpos en los botes;
vagos sueños
bajo la luna estival.

Basho

20.5.09

«Songs of love and hate»
pandemia

19.5.09

la niña rota
tuvo tiempos de mujer:
ardía en mí


ríe, el mundo ríe contigo
llora: llorarás en soledad


.Dae-su Oh

18.5.09

y a vos te alcanza con saber
que la nieve no siempre es blanca.




Jacques-Henri Lartigue: el tipo que tuvo el extraño placer de congelar una era.

17.5.09

porque alguna que otra cosa te debemos...


"todos sabemos que nada ni nadie habrá de ahorrarnos el final
pero así y todo hay que vivir como si fuéramos inmortales"

M.B. -
van cayendo...

pero no habrá de tragárselos la tierra.

16.5.09

28 días a bordo del Santa Ana.

(antes viajar era otra cosa)
El pintor inglés dejó el corazón enterrado en la arena.
Nunca pudo olvidar los cielos sobre el mar
azul.

15.5.09

«La montaña tiene mil metros de altura. He decidido comérmela poco a poco. Es una montaña como todas las montañas: vegetación, piedras, tierra, animales y hasta seres humanos que suben y bajan por sus laderas.
Todas las mañanas me echo boca abajo sobre ella y empiezo a masticar lo primero que me sale al paso. Así me estoy varias horas. Vuelvo a casa con el cuerpo molido y con las mandíbulas deshechas. Después de un breve descanso me siento en el portal a mirarla en la azulada lejanía.
Si yo dijera estas cosas al vecino de seguro que reiría a carcajadas o me tomaría por loco. Pero yo, que sé lo que me traigo entre manos, veo muy bien que ella pierde redondez y altura. Entonces hablarán de trastornos geológicos.
He ahí mi tragedia: ninguno querrá admitir que he sido yo el devorador de la montaña de mil metros de altura.»


La montaña por Virgilio Piñera

14.5.09

«There is hope, but not for us.»


Era tarde y hacía frío. Pasaban las cinco y ya hacía horas que el sol se había escondido, pero para mi todavía era de mañana. Vos lo citaste a Kafka en inglés y después me diste un beso en la mejilla casi rozándome los labios. Yo no podía parar de reír.

13.5.09

Maia es por maiami.
"Renée". Con dos e. Con una sola es de nene.

(un gran diseño de Saul Bass)

[Oficial sobre el techo]
- Give me your hand! Give me your hand!

12.5.09

«URGENT SUBTLE CONCISE ROBUST»

Con Freud los cuadros respiran intensidad. Con su blanco de cremintz, su óleo espeso, él retrata sin maldad pero con una inocencia que es cruda y ciega. Sobre la tela cada cual es aquello que es, y no lo que tal vez gustaría de ser. No hay seres hermosos; hay belleza y hay lágrimas.

Para el artista el hombre es un animal inspirado, metafísico, sí. Pero un animal al fin. Por eso sus personajes conmueven desde la verdad. Entre los decorados decrépitos, donde la piel se hace lienzo y el silencio es voraz, las paredes y la pintura son instinto para el viejo Lucien que nos desayuna una y otra vez con el festín del universo desnudo.

Es un trago de aguardiente en la noche fría. Los instintos básicos del sentimiento a la intemperie y lo tremendo de la naturaleza en reposo. Las pieles arrugadas y los rostros manchados: ¡untuosos volúmenes, cúmulos de carne! La humillación final.

En su pintura todo es lo que se siente en ella, lo que se piensa en ella. No hay más allá. El desnudo y lo esencial.

"Que te has olvidado de los tiempos en que realizaste una existencia angélica y que te pasas todo el día en un rincón ventoseando como un mulo.

Gravemente enfurruñado, objetó Bromberg:

-Yo no ventoseo.
-Y bien ruidosamente ventoseas... pero no importa... el Ángel de las Iglesias sabe que tu espíritu arde en la devoción sincera (...)"

Yala truena.

"Aquí la tierra es dura y estéril, el cielo está más cerca que en ninguna otra parte y es azul y vacío. No llueve, pero cuando el cielo ruge su voz es aterradora, implacable, colérica. Sobre esta tierra, en donde es penoso respirar, la gente depende de muchos dioses."

[Fuego en Casabindo - 1969]


Y que la memoria vuelva a lo esencial.

(tal vez todos deberíamos tomarnos un tiempo para leerlo a Tizón y aprender qué es la buena literatura)

11.5.09

Y en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son aunque ninguno lo entiende.
Calderón.

(y el psicoanálisis leyó a los clásicos del Siglo de Oro)

9.5.09

«El punto de partida de su periplo fue el Hotel Panamericano, en plena calle Carlos Pellegrini. De ahí hasta Benavídes, se cree que se metió en una boca del subte y apareció en Retiro, “porque le gustan los trenes”.»


8.5.09


Pinchate un disco y ponele un poco de groove al orden gris de viernes por la tarde.

5.5.09

Furuike ya
Kawazu tobikomu
Mizu no oto

(Un viejo estanque
Salta una rana
¡Pluf!)

-Basho.
worker bees can leave
even drones can fly away
the queen is their slave

(un haiku por Chuck Palahnuik)
(A. Rodchenko - 1927 - Ároboles de pinos en el parque Pushkin - Gelatina de plata sobre papel)
mis manos son de hielo
para calmar tus madrugadas;

(será nuestro tormento,
si es que desnudos es mejor.)
«Hay que intentar ser contemporáneo de uno mismo.»: creo que fue Hegel el que dijo eso —o algo que se le parece, y que para el caso es lo mismo porque me hizo pensar en eso—.

Vivir en esta anacronía es dulce, pero nos está matando.


Es tarde ya. "I want you to come and see the night with me", te digo a oscuras (o me gustaría decirte). En un idioma que no es el mio y usando palabras que no me pertenecen.

2.5.09

«La caza del hombre blanco»