4.10.12

Cap. 15

Un fino hilo de sangre recorre todo el contorno de la comisura de la boca de Corrientes desde la fosa izquierda hasta abajo del menton. Todavía dormido, siente la sangre con la punta de los dedos endurecida sobre la mejilla poblada de pelo. Se limpia con el dorso de la mano, manchando la remera celeste.
Hace una semana que Corrientes no deja su cuarto. En el piso junto a la puerta hay una
 caja de pizza un vaso con un poco de agua al que le aparecieron burbujas de aire varias cartas a nombre del inquilino anterior una computadora portatil un libro de un autor argentino con las hojas todas dobladas y una revista vieja del Automovil Club. En el otro extremo de la habitación el televisor Hitachi apoyado sobre un palet manchado con pintura blanca se sacude levemente con los destellos de color. Corrientes parpadea un par de veces. La sabana africana aparece lentamente proyectada entre dos macetones de barro cocido que flanquean el aparato. Un especial sobre grandes felinos.

La canilla del baño gotea sobre la maquina de afeitar de Corrientes, generando un ruidito a dos tiempos que acompaña de una forma levemente musical el ruido asqueroso de las palomas caminando sobre el aparato del aire acondicionado. Un viento fresco mueve despacio las sábanas y Corrientes se estremece. Quizás todavía tenga fiebre. La habitación esta vacía como el corazón de los traidores a la patria, dice en voz baja, sin ganas de despertarse.

Al otro lado de una pared muy fina pintada de color crema, se escucha la televisión de la vecina y el murmullo un poco disfònico de una conversación por teléfono.

6.7.11

La distancia puede corromperse con el poder de la mente.

en el mundo que soñé vivimos juntos
frente a una plaza alemana
que nunca vi

y mi madre es amable
y me plancha la única camisa celeste
antes de ir a trabajar

en mis sueños a mi madre
le digo "vieja"

y estoy con toda la gente que quiero
y estos son a los que quise y a los que voy a querer

en el mundo que soñé mis amigos me respetan
y yo los respeto a ellos
por lo que son.

Ya no combato,
Soy uno con mis miedos
Y eso me hace un hombre más fuerte
y sensato.

en este mundo gané una beca
que me paga para estudiar algo que
no termino de entender

y nunca me corto el pelo
y llevo la barba larga
y puedo andar descalzo sobre el
piso de cemento tibio en invierno

en el mundo que soñé el peronismo bueno
ganó la guerra.

mi viejo vive en una casa frente a la playa
y no saca fotos.
Pinta cuadros hermosos
de mujeres bronceadas y puestas de sol.

en mi sueños domino el arte supremo
del terrorismo digital
amedrento a grandes corporaciones desde las sombras

y tengo un gato
que responde al nombre de “evita
capitana”

en el mundo que soñé los que leen sus poemas como actores
están muerto
y los que se pasan el día preguntándose qué es el arte
agonizan a su lado.

en el mundo que soñé este poema nunca existió

y yo tengo mejores cosas que hacer con mi tiempo
(como quedarme a ver como levantas una casa de la nada)
que sentarme a pensar cómo escribir
la poesía del futuro.

o preguntarme hasta hacerme mal
por qué lo que vemos
no es en realidad lo que está pasando.

4.4.11

Las barreras naturales


Lapizjaponés, lapizjaponés,
lapizjaponés.


Bajo el agua aprendí a pasar hambre
y a escucharme
para poder escuchar a la naturaleza.

La naturaleza me dice:
Olvidá a los muertos que amaste
No te pueden seguir a dónde vas;

todos nos lloran allá entre los árboles
cubiertos por la gran ola.

Ayer soñé con la posibilidad de una isla

y me vi a mi mismo en medio de la gran inundación:
subido al techo de tu casa
acostado sobre mi espalda, apuntando al cielo,
esperando la hora del juicio
a los justos.

La naturaleza me susurra
al oído:
Hoy podés ser un gorrión;
podés ser un dios.

Mirá a al pueblo a tus pies, Señor,
y mandá la salvación.

Resguardados del viento y la intemperie,
bajo el tanque de agua, vos estás
ahí conmigo:
y tenés tu pollera azul y los ojos prendidos
fuego.

Lleva tiempo entender
que entre las formas simples
se esconden el universo entero
y el orden sagrado.
No necesito a nadie diciéndome ésto.

En el mundo que vos pensás
bailamos desnudos la electrónica del futuro
en una habitación llena de globos de colores,

y hablamos de pequeñas ceremonias
que insten a las cosas a predicar su verdad
y nos recuerden que todo lo ínfimo
es precioso.

6.12.10

You know not if flames bring freedom or death

Creo que por fin entendí que
por más que trate, jamás voy a conseguir
un peinado a la moda
y es que de chico
nunca estuve cerca de la espiritualidad

Hoy pasé la tarde viendo fotos de la guerra
Cabezas destrozadas, sonrisas terribles,
caras iluminadas por el fogueo de los caños
El torso perforado de un rebelde checheno
descansa cubierto con una remera negra
de los Misfits

La guerra es el brazo biónico del horror,
eso lo digo yo

Sobre una mesa de madera
en un galpón con techo de chapa
sacudido por el viento lustrado por la arena
un tipo grita mientras otro fuera de cuadro
le sutura una herida de bala
con una aguja para cuero.

La naturaleza agoniza en todas direcciones

Éste poema habla de la violencia
y la liberación

Todos los poemas hablan un poco de la violencia,
me dicen-
pero este habla todavía un poco más
porque tiene palabras como
guerra
escoria
o sutura.

Y esa obvieda quizás aténua el asco .

13.10.10

La magnificencia de los años
pasa como las flores...

7.10.10

La inmensidad es el movimiento del hombre inmóvil

Estoy sentado al amparo
de un árbol viejo y noble
de ramas robustas y hojas soberbias
y coloridas.

Desde acá
soy el señor que cuida
a la naturaleza de la crueldad del hombre.
Estoy tratando de comprender la inmovilidad
de las cosas.

Vos sos la naturaleza.
Y yo te cuido
de mi.

(Y a cambio
vos me cuidas a mi
de la
vida.)

Quiero que pájaros y mosquitos
se acostumbren a mi presencia
y entiendan mi quietud.

Quiero que se mimeticen
con mi cuerpo
sin alas.

Hay un circulo de sombra
y un circulo de luz,
un tipo desnudo sentado en la hierba
mirando el vuelo
de las palomas,
tirando piedras
al fondo de la laguna seca.

Ella duerme de cara el sol
con una mano sobre los ojos cerrados
soñando un sueño grande
como una catedral gótica
o un teatro romano.

El sol quema las pieles blancas,
puede encender los pastos húmedos.

Ella está tranquila
una estela naranja la separa de la vida.
and here's the last five

it's educational
it's educational
it's educational
it's educational
it's educational.

9.9.10

pecado
confesión
castigo
perdón
redención.

8.9.10

En la memoria la información almacenada es una representación isomórfica.

Puntería
Hacer puntería no es una cosa fácil:
hay muchos factores
involucrados.
Depende del viento,
la distancia,
el movimiento,
la luz,
y otras cosas más.
No es para nada como en las películas.

El arma en la mano es grande
y pesada. Inspira respeto.

Lo importante –me dice Dimitri,
prendiendo un cigarrillo
negro–
es mantener (siempre)
la frente alta
y el brazo firme
y ligeramente flexionado.
Y sobre todo,
no perder nunca de vista
el blanco.
Yo lo escucho atento,
empapándome la cara
con la briza
que se mete
entre los árboles
y me sacude la rompevientos
azul marino.

Apreto el gatillo con fuerza
y la latita de cocacola
no se mueve ni
un poco.
Ni el viento ni el estruendo
la sacan
de su lugar.

La sensación es increíble. Como
tomar droga
tocar a una chica
o subirse al samba por primera vez.

El estruendo
El revolver
es un Smith & Wesson
calibre .38 special –
me dice Dimitri, y le brillan los ojos
mientras pronuncia las tres palabritas en inglés–
Es un revolver gringo,
sentilo.


En el bolsillo dos balas doradas.
El tambor gira
y Dimitri apunta.
Gatilla en falso la primera. Vuelve a disparar.
Los segundos no son eternos: el fogueo del caño
es inmediato
y esta vez la lata sí vuela
por los aires
levantando un poco de polvo.

En los ojos de Dimitri
se enciende el peso
de cada balazo.

La angustia es una pelota enorme
en la garganta
una alarma sonando toda la noche.

Decime que soy lindo.
Decime ¿Vos me amás?
¿Te parezco atractivo?
No. Sos muy flaco.
Pero te quiero así.

Paf.
Otra vez en el blanco. Ahora
ruido de vidrios rotos.

Pavimento
El olor a pólvora quemada
me hace pensar en las navidades
en el centro
en la casa de mi abuela.
Había un balcón terraza y mis primos
encendían petardos que tiraban prendidos
contra los autos que pasaban
abajo.
Seis pisos y un estruendo
como apagado.
Yo era muy chico, decían ellos, y nada más
podía mirar.

Una vez participé:
fue aquella que encontraron una paloma muerta
entre las macetas, con el plumaje arremolinado
cubierta de tierra
y medio devorada por las hormigas.
Alguno de los tres le ató a la pata rígida un
rompeportones
y después fui yo el que se acercó a la mecha
con la cajita de fósforos temblando en la mano.

Es raro, pero pienso en esto
y la imagen que proyecto entre la luz y el ojo
es hermosa:
la continuidad de la vida interrumpida en un
microsegundo.

Escuchen todos:
el pensamiento también es el despliegue del mal.

La memoria es un baldío
es una cosa muy loca.
Y los olores son un gatillo bien lubricado
equilibradamente sucio
y cubierto de grasa de bisulfuro.
En los ochentas en Estados Unidos, estalló una escalofriante ola de alegatos como resultado del uso de las técnicas de recuperación de recuerdos. Montones de psicoterapeutas empezaron a señalar que el marcado estrés en los adultos era un signo derivado de un posible abuso sexual por parte padres, vecinos, docentes perpetuado durante la infancia. Mediante técnicas putativas para "recuperar" estos recuerdos perdidos, miles de personas eventualmente fueron convencidas de que habían sido abusadas por sacerdotes satanistas, encarnados en sus en sus profesores del jardín o incluso en sus padres, tíos, abuelos.
Este fenómeno social se conoció como Abuso Satánico Ritual y cientos de personas fueron puestas ante la justicia, sentenciadas por estos "crímenes" y llevadas a la cárcel.
La voz del viento es aburrida.
Mejor la televisión o el rock and roll
a todo volumen en la cocina de mi vieja
mientras la pava hierve y el sol supura en los mosaicos.

godoy godoy godoy

31.8.10

Día a día salis de tu casa y te cruzas con un tipo en situación de calle que se parece a vos. Es tu sosias: flaco, alto, pálido, las mejillas hundidas, los pómulos saltones. Sos vos con barba, sos vos sucio, sos vos mal vestido, sos vos maloliente, sos vos con un aro en la nariz y los dientes destruidos, sos vos sin guita, sos vos con un aliento de chacal, sos vos dentro de poco, sos vos cuando la suerte esté echado, sos vos tirado en el piso sobre la reja de ventilación del subte, con los pies descalzos y ensangrentados.
Pasas de largo sacando el humo por la nariz. No le das nada. Te duele mirar, preferirias que esté muerto. Él lo sabe. Te mira y se queda callado. De vez en cuando abre la boca y grita con todas sus fuerzas "¡AH! ¡LO DEMÁS ES SILENCIO!" y se vuelve a dormir.

10.8.10

Durante mucho tiempo sólo tomó cerveza. De cualquier marca, no le importaba. Dice que podía estar tomando cerveza el día entero. Tomaba cerveza de noche, mientras miraba la televisión. Claro que también, de vez en cuando, tomaba cosas más fuertes. Pero eso solamente cuando bajaban con Roxy a la ciudad -lo que no pasaba mucho- , o cuando tenían invitados. Entonces, en algún momento, no sabe cómo, pasó de la cerveza al gin tonic. Y seguía tomando de noche, sentado frente a la televisión. Siempre tenía un vaso en la mano. Dice que le gustaba el sabor. Empezó a pasar por los bares después de trabajar, antes de llegar a casa y seguir tomando. Algunas veces ni siquiera llegaba a cenar. O si llegaba, no comía nada. Se llenaba con lo que picaba y tomaba en el bar. A veces, llegaba, y como si nada, revoleaba algo por los aires contra la pared del living. Cuando Roxy le gritaba, él se daba vuelta y volvía a salir. Después empezó a tomar a primera hora de la tarde, cuando tenía que estar trabajando. Me dice que empezaba el día con un par de tragos. Antes de lavarse los dientes le daba un par de sorbos largos a la petaca. Después tomaba café. Iba a trabajar con una botella de vodka adentro de la caja de herramientas.
Ahora y de repente J.P. deja de hablar. Simplemente cierra la boca. ¡¿Qué pasa?! Yo lo escucho. Me ayuda a relajarme, en primer lugar. Y me saca de mi propia situación. Èl se pellizca con dos dedos la pera, como si fuera a decir algo, pero sigue callado.

where I'm calling from
- Carver
.

1.8.10

Hay días en los que a mi también me gustaría ser un lanzallamas

"sólo se escribe
acerca de la muerte por dinero."

-dice
mi libro que dicen
las letras amarillas del subtitulado
en una tele prendida en un cuarto
destrozado
en un edificio cerca del Congreso
donde un tipo casi borracho mira
por el cable
una película de japoneses
con una lata
de birra en una mano y un cigarrillo
apagado a medio fumar
en la otra.-

sin tinta china y un punzón
un poema no es
amor.

hace un tiempo conocí a una muchacha que con un hierro
al rojo se había perforado la frente justo entre las cejas:

decía que para llegar al tercer ojo
necesitaba primero estar en paz
con el olvido.

la violencia
en cualquiera de sus formas
produce angustia

(y la angustia te violenta)

como en un poema
del Gamba
el cariño no es la autolesión
pero a veces
se le puede parecer bastante.

30.7.10

Hubo una época felizmente ya pasada de mi vida en que veía por el pasillo de mi casa a Adolf Hitler. Hitler no hacía nada más que caminar pasillo arriba y pasillo abajo y cuado pasaba por la puerta abierta de mi dormitorio ni siquiera me miraba. Al principio pensaba que era (¿qué otra cosa podía ser?) el demonio y que mi locura era irreversible. Quince días después Hitler se esfumó y yo pensé que el siguiente en aparecer sería Stalin. Pero Stalin no apareció. Fue Neruda el que se instaló en mi pasillo.

Carnet de baile.
Bolaño.

20.7.10

gummo
de
harmony korine
1997


(...) If anything it makes you normal.
Xenia, Ohio.
Hacia fines de los 70's un tornado destrozó este lugar. Había gente muerta por todos lados. Los perros se murieron. Los gatos se murieron. Las casas se partieron a la mitad y uno podía encontrar curces plateadas y cadenitas colgando de las ramas de los àrboles pelados. La gente corría con las piernas rotas y los brazos partidos asomando los huesos. Todos gritaban. Olvier encontro una pierna cercenada en su techo. Los padres de muchos murieron y fueron destrozados por el gran tornado. Vi a una chica volar por los aires -y la miré entre las piernas. No llevaba nada abajo de la pollera-. Tenía la cabeza hecha pedazos. También murieron chicos. Mi vecino murió en esa casa de allá. Le gustaba salir al jardín a andar en su bicicleta sucia o en un triciclo viejo que ya no le quedaba. Nunca encontraron su cabeza. Eso siempre me pareció gracioso.
Mucha gente murió en Xenia.

Antes de que papá se fuera al cielo tenía una caso difícil de diabetes.

14.7.10

ayer fue martes 13. hizo frío.
me hicieron un regalo.
"cefalea tensional"
la mentira
del siglo
xxi
.

6.7.10

Están los que se duermen mirando canales de noticias.

I

Mis amigos
soy yo
Y ellos
son la voz de mi conciencia.


El techo de mi cuarto se cae a pedazos
muy de a poco se desmorona
arriba mío
cubriéndolo todo
con un polvillo blanco casi imperceptible cuando está aislado
pero denso y muy espeso a medida que se acumula
sobre los libros y los discos y la ropa tirada.

Pasa en cualquier momento cuando uno menos lo espera.
Es más, sospecho que realmente nunca deja de pasar.
Es mi nevada mortal personal,
mi muerte minúscula
respirandome despacio en la nuca,
goteando sobre el día a día.

En un principio
-si es que esto tiene o tuvo un principio-
uno piensa que se va a volver loco
pero con el tiempo
terminás por acostumbrarte
como a tantas otras cosas:

la TV digital,
la comida congelada
el laburo de oficina
la atención al cliente
la hiperconectividad
el exhibicionismo
la apatía
la desconfianza
etc.

la lista es larga
y densa.
El conformismo es una cosa muy jevimetal.

II

Todos mis amigos están -¿Cómo decirlo
sin que suene mal,
sin que suene a provocación berreta
de poema berreta?-
deprimidos y medicados

“Mi reino por un helicóptero y un comprimido de Rivotril
quiero salir de acá a toda costa”

III

Mis amigos
soy yo
Y ellos
son la voz de mi conciencia.


La voz de mi conciencia me dice y me dice:

-Cuidate campeón,
las chicas lindas son tumberas.
Todo eso que esconde tu cara
ellas
lo saben y lo ven.

Pero yo tengo la cabeza
llena de polvo de la muerte,
y así es difícil entender algo.

IV

La otra noche
la voz de mi conciencia
se quedó viendo películas por cable
hasta que se hizo de día.
Y después se tiro a dormir.

Cuando se despertó
ya se había hecho de noche otra vez
y afuera llovía
y hacía un poco de frío.

Y por la ventana el teléfono no dejaba de sonar
y ese sonido reverberando en el pozo de aire y luz
lo hacía sentir en el pecho algo parecido
a la soledad.

V

Cuando terminan mal
las películas románticas me deprimen
y malhumoran.

Cuando terminan bien
las películas románticas me deprimen
y malhumoran.

El amor en la pantalla es un astronauta con unas botas muy
pesadas.

1.7.10

todos mis soldados llevan
tu nombre

pero vos no vas a estar en
mi templo

30.6.10

Qué lindo cuando el silencio no es una pelota incómoda y sin forma en la garganta

En la pared -detrás del escritorio junto a la biblioteca-
tengo colgada una foto en
blanco y negro
que muestra sobre fondo blanco a dos tipos peleando,
vestidos únicamente con mallas
de bailarín clásico.
Los tipos son hombres gruesos, curtidos.
Llevan los pies descalzos, los torsos desnudos,
las caras tapadas, y las cabezas cubiertas con gorras
de natación.
Las formas se confunden entre las sombras pero
lo mismo se nota que son trabajadores
portuarios o quizás obreros
de la construcción. En el mejor de los casos
luchadores amateur.
Se nota en los cuerpos, en lo grotesco de la contorción
y en las espaldas arqueadas.

La foto la sacó Francis Bacon -el pintor
no el vizconde-
A mi me la regaló enmarcada una chica con la que salí
algún tiempo. Después nos dejamos de ver
pero la foto se quedó donde estaba.
Nunca pensé por qué.

Tiene una poética grande: terrible,
pero muy bella.

A veces, después de mirarla un rato
se me dá por pensar
y sentirme como estos tipos,
espartanos de los bajos fondos londinenses:
desnudo y a los golpes
sobre un fondo infinito blanco
sucio de tierra y sangre
-como manchitas oscuras en la lona-
para gracia y diversión de alguien
escondido atrás de una cámara de pie
que me grita y me pide
que pierda el control y
que al que tengo al lado lo destroce
y no deje nada.

La idea se queda dando vueltas por ahí algún tiempo.
Después se va disipando
y cuando desaparece me quedo tranquilo, relajado:
como si hubiera estado corriendo un rato largo
alrededor de una plaza sin árboles
o una cancha de atletismo embarrada
y ahora me pudiera tirar a descansar.

Todo esto nunca dura mucho
pero lo mismo
no es algo bonito de sentir.

29.6.10

a F.F.

Chico patineta llegó a casa de madrugada,
embarrado y con un gusto dulzón
en la boca a sangre y sudor.
La ciudad es hermosa de noche
cuando nadie la camina.

Afuera entre las calles vacías
de autos y gente
hace frío.
Pero a él le basta contar unas cuantas
vueltas pedaleando
para que
el frío
desaparezca.

Sentado con las manos sobre el manubrio
chico patineta imagina que se ve de lejos
-Y casi que se puede ver-:

Va corriendo por el medio de la calle,
esquivando los pozos las botellas y las lomas de burro,
los “ojos de gato” brillando en los rayos
de las ruedas mojadas,
iluminados por los faroles
y las luces que se desprenden de las ventanas,
la capucha del buzo que se infla
como un paracaídas de juguete
con el viento que pasa.

Visto de lejos pensar es fácil
piensa chico patineta

18.6.10

Fear of falling asleep at night.
Fear of not falling asleep.

R. Carver

Cianuro potásico. (...) Se encuentra en la naturaleza en las raíces de mandioca y yuca nativas de África, se usa como tinta para planos arquitectónicos en forma de pigmento de color azul oscuro ,conocido como azul prusiano. De ahí el tono "cian" del azul...
De ahí el término "cianosis" que se usaba apra describir el tono azul de la piel de las víctimas de envenenamiento por cianuro. Muerte isntantánea y segura y eterna.
(...)
El cianuro es lo que mató a esas novecientas personas en el suicidio en masa de Jonestown en 1978. El cianuro mató a millones de personas en los campos de concentración nazis. Mató a Hitler y a su mujer, Eva Brown. Durante la Guerra Fría en los años cincuenta, a los espíá s norteamericanos se les fabricaban anteojos con marco de pasta, grueso y pesado. Si los atrapaban, los habían entrenado para masticar como quien no quiere la cosa las patillas curvadas, donde se habían incrustado dosis letales de cianuro. Son esos mismos anteojos con monutras de pasta para suicidarse las que inspiraron la imagen de tipos como Buddy Holly o Elvis Costello. Todos estos pibes a la moda llevando la muerte sobre la nariz...
(...)
¿Cómo te sentís?
¿Debilidad? ¿Pérdida de audición? ¿Sudor, mareos o ansiedad?

SNUFF (2008)
C. Palahniuk

16.6.10

Carabina: un hermoso pájaro blanco

Kynodontas
(2009)
de
Giorgos Lanthimos



Reacciones Adversas:
Con el uso frecuente y continuado de éste medicamento se pueden presentar las siguientes reacciones adversas, a saber:

alteración del lagrimeo, alteración de la salivación, hipoestesias, impotencia, aumento de la transpiración, edema angioneurótico, fiebre, malestar general, aumento de peso, astenia, dolor de espalda, síndrome simil gripe, linfoadenopatía, visión borrosa, conjuntivitis, dolor ocular, fotofobia, hipertensión, hipotensión, palpitaciones, síncope, taquicardia, extrasistoles ventriculares, taquicardias supraventriculares, blefaroespasmo, transpiarción, disfonía, aumento del apetito, hiperquinesia, hipertonía, migraña, parestesia, temblor y vértigo, meteorismo, disminución del gusto, decoloración de la lengua, dolor de muelas, reacciones de agresividad, agitación, ansiedad, apatía, confusión, disminución de la libido, depresión, labilidad emocional, euforia, irritabilidad y paranoia.




8.6.10

"Igual, para mi antes de pegarla tenían una cocina de anfetas... Fijate, a uno de los tipos le falta un diente y todo..."

F.F

27.5.10


25.5.10

Bernard worked for the General Electric Research Laboratory in Schenectady, New York, for a while, where he discovered that silver iodide could precipitate certain sorts of clouds as snow or rain. His laboratory was a sensational mess, however, where a clumsy stranger could die in a thousand different ways, depending on where he stumbled.

The company had a safety officer who nearly swooned when he saw this jungle of deadfalls and snares and hair-trigger booby traps. He bawled out my brother.

My brother said this to him, tapping his own forehead with his fingertips: "If you think this laboratory is bad, you should see what it's like in here."

And so on.

slapstick
K V

16.5.10

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos a mediodía la muerte es un Maestro Alemán
te bebemos de tarde y mañana bebemos y bebemos
la muerte es un Maestro Alemán su ojo es azul
él te alcanza con bala de plomo su blanco eres tú
vive un hombre en la casa tu pelo de oro Margarete
azuza sus mastines a nosotros nos regala una fosa en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es un Maestro Alemán

todesfuge Paul Celan

11.5.10

Desde los 15 años tengo un sueño recurrente: Nirvana toca en obras; con una banda de enmascarados logramos meternos al mejor estilo grupo comando en el back del recital. Ellos nos ven entrar a las patadas y ni se mosquean. Una vez adentro nos sacamos fotos con el Kurco y escabiamos con Novoselic (por ahí dando vueltas están Frusciante y los muchachos de Sonic Youth, Flea corretea en calzoncillos de un lado para el otro y alguien grita que perdió su remera de los Pixies, esa, la agujerada, la que usa para tocar). Después de un rato, aprovechando el quilombo post show, y cuando el vino y la falopa ya los tienen medio tontos, agarro la jaguar para zurdos que Cobain no destrozó y que quedó tirada sobre un sillón, y sin pensarlo dos veces paso por la puerta (PRIVADO) y corro por los pasillos del estadio con los cordones de las zapatillas desatados y abrazado a la guitarra . Nunca alcanzo a salir del lugar, siempre me despierto antes.

9.5.10

Hay que confiar en la capacidad de supervivencia de las lagartijas.

a Eu, que lucha contra la barbarie
de la Naturaleza
a Gabi
a Güadi

I
Hace meses que tengo en el frízer
un cascote
-una piedra helada del tamaño de mi puño cerrado-
que cayó del cielo.
Cayó una noche de tormenta
sobre una reposera que estaba extendida en el balcón
y tuvo suerte y no se partió en mil pedazos
contra una maceta o contra el suelo mojado.

Aquella vez
a las plantas no les fue tan bien:
las que no quedaron destrozadas acabaron por arruinarse
culpa del hielo en la tierra
algunos pocos días más tarde.

El toldo sin embargo resistió con dignidad
los embates del hielo y el viento frío
sólo algunos agujeros acá y allá:
heridas de guerra,
marcas del tiempo.

A las cicatrices hay que tenerles respeto -me decía
mi abuelo y se pasaba la mano por
la frente marcada-
si uno sabe leer
cuentan más que las palabras.

II
El de mi balcón es un ecosistema muy complejo:
el universo que cabe en unos pocos metros de largo
por medio de ancho.
arañas
caracoles
lagartijas
grillos
mariposas de noche

En cada planta hay un mundo
del tamaño de una planta.

La noche que llovió hielo el ruido
contra las chapas del techo era infernal.
En ningún lado se estaba seguro
los golpes reverberaba con la fuerza de una ola

y yo sentado en el escritorio del otro lado de la ventana,
no podía más que desear con todas mis fuerzas tener
un bunker anti tormenta
donde proteger a mis criaturas.

2.5.10

Mirate, ¡estás empapada!

Domingo - 5.23 pm.
el amor y las pastillas
qué nunca te falte de ninguno
si salís de viaje
me dijo chica foto cuando nos despedimos

después me soltó la mano
y desapareció entre la gente del andén
la sirena y el portazo
ruido a madera que cruje
desde arriba caen unas gotas pesadas
y oscuras

cuando chica foto se va yo me quedo pensando
no debería pensar
no hace bien hacerse la cabeza
dice chica foto

Lunes - 4.31 am.
el sexo con ella es bueno
hay en chica foto como una necesidad de asimilar
el tiempo
y tiene unas manos preciosas
chica foto congela los instantes
para poder jugar

ella ya es grande pero
anda dando vueltas en un triciclo celeste
por el balcón de las emociones
en el manubrio lleva una cinta roja que ondea

algún día te vas a romper la cabeza contra
una maceta
tené cuidado el triciclo te queda chico

Martes - 1.05 pm.
chica foto se viste raro
qué lindo pañuelo éste le digo
y tiene el pelo corto
chica foto usa zapatillas
siempre anda corriendo


Miércoles - 3.13 pm.
el cuerpo de chica foto está escrito con tinta
de colores

vos que sabés escribir me dice
acariciame acá a ver qué pasa

tu espalda es como mi libreta azul chica foto
este dibujo que tenés ahí atrás de la oreja
es como ese poema que perdí
y encontré debajo de la cama el día de la mudanza

lo leí y me gustó pero lo dejé donde estaba
lo fijé al piso con un chicle
para que espere a que alguien más lo encuentre

Jueves - 8.22 pm.
chica foto tiene caries
le tiene miedo al dentista
ella abre la boca y me muestra así
con el dedo

acá tengo un agujero enorme me dice
fijate

necesitas una corona chica foto

Viernes - 10.00 pm.
chica foto nunca mira atrás
y tiene las manos húmedas
y tibias

Sábado - 2.16 am.
mirá me dice señalando la esquina con el dedo
un día hace mucho ahí hubo un accidente
había quedado el gas prendido
y algo hizo chispa
yo estaba pasando con la bicicleta y me quedé a mirar
como se juntaban los curiosos
dicen que los que vivian ahí
justo habían salido

al día siguiente volví e hice muchas fotos
era precioso todo estaba destruido
se podía ver el esqueleto del edificio
la cocina intacta el baño restos de un cuarto
hasta una biblioteca con estantes
y algunos libros
todos llenos de polvo
un momento congelado en el tiempo
era tan de verdad que daba
miedo

Domingo - 4.19 am.
chica foto vino un día y me ayudó a pintar
mi cuarto afuera llovía
cuando le abrí la puerta
la encontré empapada
hola me dijo y me besó en el cachete
cerca de los labios
hola estás empapada

chica foto me pidió una remera
y pasó al baño
salió secándose el pelo
con mi remera de los Pixies puesta
vieja rota y con manchas de lavandina

chica foto nunca usa corpiño
eso me hace quererla un poco más
-sólo un poco-

cunado la vi ahí parada pensé que ya sabía yo
que por algo había guardado esa remera
tantos años
¿Hay algo que tu shampoo no pueda hacer?

Me decís que te estás sintiendo grande
como una pastilla de yapa,
con el viento entre los pelos sueltos
y un pañuelo al cuello,
prendiendo un cigarrillo con el encendedor
del del auto.
Y yo
te odio con pasión:

quiero frenar, arrimarme a la banquina
y matarte en el asiento de atrás,
entre los bolsos llenos de libros
y discos y ropa...
-y después sentarme a esperar
y a ver como se nubla todo y
empieza a sonar
una música oscura
como en una de esas películas
clase b de antes que mirás vos-
Pero no sé si quiero sangre.

Uno de estos días te voy a secuestrar
y te voy a llevar de rehén a algún país limítrofe
donde yo sea rey
y no me conozca nadie.
Te voy a dar de qué hablar.

Vos no vas a ser negra
(vas a seguir siendo blanca muy blanca)
pero vas a tener un bikini hecho
de cocos y hojas de palmera
cubriéndote el cuerpo
bronceado.

No todo va a ser hermoso:
a veces vas a gritar
y yo voy a tirar algo
contra una pared,

voy a sacar la ropa del placard
y la voy a desparramar sobre la cama
mientras los gatos corren asustados
a esconderse debajo de alguna mesa
o adentro de la bañadera,
y con la cara toda roja
y los ojos bien abiertos,
hablándome muy de cerca,
-casi tocándome con la nariz
sientiendome respirar-
me vas a decir
vení y rompeme los dientes a mi
vení que te escupo toda esta sangre
y podemos hacer cosas piolas
con esa violencia que
tenemos adentro
vení, ¡pegame!
no seas cagón
animate a crear con las manos
algo que sientas.
¿Qué no ves
que te estoy sonriendo aunque no quiero
sonreir?

30.4.10

25 watts - 2001 - Stoll y Rebella
io sono
tu sei
lui è

28.4.10


Fabien Avenarius Lloyd vs. Cravan

13.4.10

La plaga

De un día para el otro, ¡Paf!
mi casa está infectada.
Los primeros en entrar
fueron los mosquitos,
después vinieron los grillos y las arañas,
finalmente las liebres.
Ahora hay un sinfín de alimañas
desfilando por ahí.
Sospecho que es mi culpa:
los primeros invasores –creo yo–
los traje aquella tarde del
mercado de las
pulgas.

(...)

helmut-newton

chicas, armas, y anteojos de sol
and we don't even
care to
shake this ziper
blues

proud parents of a D student